Hospital de subagudos en Eibar

El proyecto se ve fuertemente condicionado por la geometría y topografía de la parcela. Se ha buscado primar los aspectos funcionales del edificio con un lenguaje marcado por su sobriedad y el recurso a soluciones técnicas de probada eficacia y solvencia. La imagen del edificio queda definida por tres materiales: paramentos pétreos con huecos modulares, lamas verticales en esperas y vidrio. Con este edificio asistencial se busca reactivar este histórico enclave industrial sin renunciar a la posibilidad de dotar al lugar de una imagen contemporánea.

Promotor: Osakidetza

Superficie aproximada: 22.250 m2

Presupuesto aproximado: 28 Millones de euros

Estado: Concurso

En colaboración con Beades Arquitectos y Arquitectonica

Año

  • 2012

Lugar

  • Eibar, Bizkaia